Eva Violán

MAR ADENTRO

Tengo un mar adentro turbio y cristal según las horas, que llena y ahoga. Rizada trémula de luna, aceite de verano. Bravo noreste vistiendo septiembre. Tengo todo un mar que aspira flotarte, salado entre...

QUÉ DIFÍCIL

Hay veces que quiero mostrarte mis sueños y hay veces que no. Me escondo a la vista de todo, y no soy. Me doy un portazo, me tiembla tu amor. A veces me arrojo colinas abajo, me llena el infierno de no saber...

DICES QUE ERES SORDO…

Dices que eres sordo, pero escuchaste lo que no sabía qué decirte. No puedes oír el mar rompiendo en la roca, y sin embargo escuchas a mis ojos cuando miran de reojo. Te sabes de memoria las marcas que se...

¡A leer!

SOLEDAD

No hay amor al otro lado de la cama, no hay cuerpo que mitigue soledad. En esta noche inmensa me volví mínima. Exigua. Sábanas que acarician a este lado mi cuerpo por allí nada más encuentran terreno yermo. Hojarasca de otoño, ido. Algodón limpio y...

FIN CONSCIENTE

He tratado de recordar la última vez que pude cogerte en brazos, pero no lo recuerdo. No supe que esa sería la última vez que podría tomarte, elevarte hasta mis labios, sujetar tu cuerpo. Te hiciste mayor y aquel día no lo recuerdo… ¿Qué estaría...

¿TE ACUERDAS CUANDO…?

No tengo un te acuerdas cuando. Un toque en el hombro, un —¡mira!— en el viaje. Esa sonrisa que desvelaba que los dos estábamos recordando lo mismo. Los tres primeros pasos zigzagueantes hasta llegar a mis manos desde la mesa del salón. No tengo un...

ESPERANZA

Le faltarán, al menos, un par de centímetros para alcanzar la barra del trapecio —dijo mientras se hundía mejor en el sillón. Ese es el problema, que me levanté hoy con ganas de oír: Le hallarán vivo justo antes de hacerle efecto la última pastilla...

OCHO MINUTOS

Ocho minutos cayendo conscientes de que aquí acababa todo. Demasiado tiempo para asumir el fin. Para mirar al horror de frente; suficiente. Con toda la gravedad de una muerte, en gravedad. Ocho minutos para que las madres se aferren a sus bebés...

SABERTE

Me senté a la orilla de una flor a deshojar tus dudas de mi amor. Soplé la palma de tu mano los pétalos que como lágrimas quedaron. No llores más… no te derrames nunca… Entretenida en construir un cuento entero para ti, lo olvidé, olvidé saberte…...

BESOS

Besos. Son tuyos los que nunca di, me endeudo para el resto de los besos. Los sonoros, los de pompa, los chiquitos y también los de sabores. Todos mis besos te los debo desde ahora. Podría quedarme con alguno, pero si te digo la verdad, no me beso...

MARIPOSA

Mari juega con las rosas y revolotea entre las hojas del limón. Mari canta sin letra y se inventa una canción. Ahora está aquí y luego allí, pues no se posa en ningún lugar. De derecha a izquierda al ritmo de mis palmas, Mari baila con el alma, y...

LA DESPEDIDA DE CARMEN

Carmen tenía aún el camisón que le habían regalado en su boda, y una cama vacía envuelta en el juego de sábanas que bordaron a mano en La Palma hace más de cuarenta años. Se atusó el pelo con el peine de nácar y mango de plata frente al espejo de su...

EL SUEÑO DE GIGI

Érase una vez en un remoto pueblecito de la costa francesa, vivía una niña que siempre tenía sueño. Era un sueño elásticooooooooooooooooooooo, de esos sueños que se pegan al cuerpo y no le dejan a uno ni abrir los ojos, así, como un chicle. Lo...

QUERIDO PROFESOR:

“Querido profesor: mi hijo tiene que aprender que no todos los hombres son justos ni todos son veraces; enséñele que por cada egoísta hay un generoso. También enséñele que por cada enemigo hay un amigo y que más vale una moneda ganada que una moneda...

ACEPTO

He tejido con el ovillo de todos los flecos sueltos una bandera, para quererte aunque ya no nos queramos, para aceptarte aunque a veces me disgustes. Existe la más hermosa de las razones, ellos. Nuestros hijos solo entienden de amor y yo soy feliz...

Sígueme

¡Contáctame! Me encanta conocer gente interesant y establecer nuevos vínculos.