Eva Violán

OCHO MINUTOS

Ocho minutos cayendo conscientes de que aquí acababa todo.
Demasiado tiempo para asumir el fin.
Para mirar al horror de frente;
suficiente.

Con toda la gravedad de una muerte,
en gravedad.

Ocho minutos para que las madres se aferren a sus bebés implorando al cielo,
para que se claven las miradas los amantes,
y los desconocidos.

Con tiempo para lágrimas y fugaces recuerdos,
para desear no estar allí, arrepentirse.
Anhelando al otro que espera en el destino, o al que dejó atrás.
Para arrodillarse ante esa puerta, para la súplica.

Ocho minutos de gritos o de sostener en el pecho ese aire
que llevaba toda una vida contenida.

Ocho minutos de cerrar los ojos fuertemente,
de apretar mandíbulas,
de agarrar al miedo por el cuello.
Para llevarse las manos a la cabeza, para taparse los ojos.
Para llorar…

Ocho minutos de estrépito para el resto de la muerte,
y silencio…

Dicen que no fue tanto tiempo,
pero entre tú y yo…
Esos ocho minutos
nos robó cualquier posibilidad.

Y toda una vida para suspirar lo que pudo haber sido,
y no fue.
Demasiado tiempo para asumir el fin.
Demasiado,
para echarte de menos,
con la nostalgia entre los labios.

Eva Violán –

Mi más profundo pesar hacia todas las personas que quedan, con la nostalgia entre los labios.
Vuelo Barcelona – Düsseldorf

Fotografía: Google,I Fly Like Paper, es obra de la artista Dawn Ng y representa el sentimiento de nostalgia, mientras que los aviones de papel simbolizan una ola de emociones que corre al mismo tiempo.

Escribir comentario

Sígueme

¡Contáctame! Me encanta conocer gente interesant y establecer nuevos vínculos.