Eva Violán
Mi Cuerpo es Mio

MI CUERPO ES MÍO

Nadie en su sano juicio puede estar a favor del aborto, tal como suena, en frío, de golpe. Nadie con cordura puede estar de acuerdo en quitarle la posibilidad de vivir, de nacer a un ser humano. Sí, prefiero pensar que lo es desde que se concibe, creo que siente aunque no haya nacido. No me escudo en intentar demostrar que no es así, para defender el derecho de la mujer a decidir si debe abortar, de manera tan rotunda como su derecho a ser madre. Porque creo que cada uno es dueño de su cuerpo, al fin y al cabo es su vida.
Parto de la base en que la mujer no es ciudadano de segunda, ni ningún animal descerebrado que llegue a ese límite sin tener consciencia de su decisión. De ser una inconsciente, lo mejor sería que no tuviera hijos a su cargo. Creo que los motivos por los que ella tiene que tomar esa decisión son de peso, siempre. No apretamos un botón y nos sacamos al hijo. Hay que someterse a una intervención, que lleva riesgos. Creo que debe hacerse en un entorno sanitario seguro, la ilegalidad lo único que consigue es poner en riesgo su vida, y en el mejor de los casos impedir con ello que en el futuro pueda volver a gestar un hijo deseado.
Obligar a la mujer a tener hijos no deseados para acabar con una España vieja y decrépita, no es el camino. Proporcionarnos un marco social justo, de máximo respeto y ayuda para criarlos, sí lo es.
Es la mujer la que se juega la vida en un parto, es la que también lo hace en un aborto.
Hablo con propiedad de mi cuerpo, porque es mío. Lo hago porque yo sí he parido dos veces, porque soy mujer y madre.
Nadie, absolutamente nadie puede decidir por mí, soy yo la única propietaria de esta piel que envuelve mi alma. Soy yo la única que renuncia a todo por criar a mis hijos, incluso a mi propia libertad como persona. Y mientras no vea que alguien hace lo mismo que yo por mis hijos, seré la que mejor sabrá lo que me conviene y decidir si quiero jugarme la vida o no.
Si no me respetas, si no me aseguras que me ayudarás a cuidarlo, si no me vas a dejar tirada con la prole, si no vas a dedicarte también a enseñarles y protegerlos con tu vida, si no vas a vigilarlo cuando enferme… tú, hombre, no tienes derecho a decir ni media.
Y aún así, mientras no tengas que parir o abortar jugándote la vida, mejor es que te calles, porque mi cuerpo es mío. Y ustedes, los que se ocupan de verdad, son la inmensa minoría o la excepción que confirma la regla. La realidad es somos las mujeres las que luego llevabamos a los hijos bajo falda el resto de nuestras vidas, y el hombre opta por hacerlo o no. O vende que lo hace, y luego no hace nada.

Porque a ver si nos vamos a poner sinceros y de paso aprobamos un par de leyes contra el adulterio, y miramos con lupa los casos de custodia compartida donde hallarán a muchos hombres que la piden para no tener que pasar la manutención, y luego sueltan a los hijos con los abuelos. O los que se declaran insolventes, y luego tienen todas las propiedades a nombre de sus familiares para no tener que pasar un duro. A ver si nos ponemos serios y nos dedicamos a decir unas cuantas verdades que se callan porque no interesa. Porque ese mal del “honor entre hombres” esconde muchas injusticias hacia las mujeres, así como también nosotras valemos más por lo que callamos. A ver si resulta que nos va a dar por hablar, y ya no tenerles miedo.

Y no, no somos iguales mientras yo tenga que parir, para que tú seas padre. Respeto.

Eva Violán

4 comentarios

  • Valió la pena el interés. Se puede decir más alto y no más claro. La actual ley es un atentado hacia la vida digna de las personas, con tanto recorte en ayuda a la dependencia (todo lo que engloba una dependencia) y nos vienen con la historia que quieren proteger la vida… En fin. Nadie decide someterse a un aborto por gusto.

    Me alegro de haber caído en tu rincón, me hago fan de las cosas que estoy viendo.

  • La verdad que si que hay que hablar y yo también me apunto a que mi cuerpo es mio. Besos Eva y sigue escribiendo que key encanta lo que leo.

Sígueme

¡Contáctame! Me encanta conocer gente interesant y establecer nuevos vínculos.