Eva Violán

MARIPOSA

Mari juega con las rosas
y revolotea entre las hojas del limón.
Mari canta sin letra
y se inventa una canción.
Ahora está aquí y luego allí,
pues no se posa en ningún lugar.
De derecha a izquierda al ritmo de mis palmas,
Mari baila con el alma, y sus alitas de color.
Mari posa un momentito y luego otra vez a bailar.
¡Mariposa, mariposa ven aquí otro ratito!
¿No ves que quiero contigo hablar?
¡Cuéntame de dónde vienes, cuéntame a dónde vas!
Maripósate,
Maripasa a mi salita de estar.
¿Por qué no puedes estar quieta,
acaso no ves que tengo la mesa puesta
y tres galletitas te voy a convidar?
Mariposa si no te posas
otro nombre te voy a dar.
¡Ven aquí Mariposa, maripósate ya!
O empiezo a jugar con los nombres
como tú con la brisa del mar.
Mariposa querida, ya tengo el té
en mi salita de estar.
Mariposó un segundo en mi mano
y otra vez a danzar.

Escribir comentario

Sígueme

¡Contáctame! Me encanta conocer gente interesant y establecer nuevos vínculos.