Eva Violán

INOCENCIA

Cuando tenía 14 años se me partió la bicicleta en la que iba montada; en dos acabó. Me quedé con el mango y pies en tierra y el sillín con rueda de atrás en el suelo. Tan cómico como vergonzoso, a esa edad. Ni perezosa, recogí los dos trozos de mi oxidada montura y volví a casa caminando, jamás tuve de nuevo otra. Paradójicamente he venido haciendo lo mismo con todo lo que se rompía en mi vida, limpio el escenario, valoro los daños, reparo si se puede y si no, aprendo a vivir con una cosa menos. Sin escarnios, solo la justa parodia a mi bienvenida y tan propia estupidez, aunque mis seres queridos gusten de llamarlo inocencia.
Eva Violán
Foto: 4ever.eu

Escribir comentario

Sígueme

¡Contáctame! Me encanta conocer gente interesant y establecer nuevos vínculos.