Eva Violán
heroes-y-villanos-del-ebola

ÉBOLA: HÉROES Y VILLANOS

Cuando una persona se propone estudiar medicina, enfermería, investigación científica o cualquier profesión dedicada a cuidar de otro ser humano, a curar enfermedades, a descubrir sus causas… aspira a conseguirlo.
Cuando enfermas te das cuenta de que es maravilloso que esas personas hayan tenido esa aspiración, y lo hayan logrado contigo. Que levante la mano el que no está aquí hoy vivo gracias a alguno de ellos (pocas manos veo).
Cuando el alma que ha dedicado su vida, la ha puesto en riesgo por ayudar y enferma, merece ser atendido, merece que luchen por salvar su vida, se lo merece más que tú.
Todos tenemos algo que aportar, todos somos importantes, debemos ser agradecidos.
Aquél que un día decidió cruzar el mundo para ayudar a los demás por la motivación que fuera (incluyendo la religiosa de cualquier tipo), tiene mi respeto, mi apoyo y el más humilde de mis agradecimientos. Si pide mi ayuda debo prestarla por muchísimas razones, pero si soy un gobierno más aún si cabe.
Desde mi ignorancia, cuando escuché a Doña Teresa Romero durante su ingreso, la auxiliar enfermera contagiada de Ébola, pensé que en lo único que se equivocó es en hacer esas declaraciones. Porque soy una ignorante pensé que quizás la enfermedad le podría causar tal aturdimiento que le impidiera tener la claridad mental suficiente para exponer los hechos, y que muy posiblemente estuviera confundida en muchos aspectos. Y lo que hice fue poner en cuarentena sus comentarios, cosa que debió hacer la inmensa mayoría. Fue lamentable como le acusaban de mentir. Hasta una irresponsabilidad si la hubiera habido, se justifica dada su enfermedad, y aunque me cueste, también debo comprender el fallo de protocolo. Pero lo que no acepto es ser testigo de la marginación a la que son sometidos los familiares de esos profesionales que están en contacto con el virus, esos niños repudiados porque su padre es médico.
Bajo la premisa de que ninguna de las partes ha querido extender la enfermedad ni contagiar voluntariamente a nadie, solo me queda desearles sabiduría para tomar las mejores decisiones, a ver si entre todos erradicamos un virus, depredador del hombre más que demostrado y enemigo de la vida.
Son héroes son los que cada día se la juegan para salvarnos, los que no duermen intentando averiguar la fórmula de la vacuna, estudiando sin cesar para descubrir nuevos logros, los que renuncian a lo más preciado que es su tiempo para cuidar de los demás allá donde estén. Son los héroes, y deben ser tratados como tal.
Son villanos los que aprovechan la debilidad y los errores para ganar batallas instaurando el miedo, los que se llenan la boca de insultos y despropósitos para cambiar ideas políticas con la finalidad de alcanzar el poder. Villanos son, los que solo se miran el ombligo y piensan que su propia vida es la única importante menospreciando la del resto. Villanos los que marginan.

Escribir comentario

Sígueme

¡Contáctame! Me encanta conocer gente interesant y establecer nuevos vínculos.