Eva Violán

MAÑANA EMPIEZA EL COLE

Hay muchos niños deseando volver a encontrarse con sus compañeros de clase, y otros no. Esos que juegan solos en el recreo, porque tienen gafas, son gordos, bajitos, o gays. Porque cojean, tienen estrabismo, o...

ESE PEDAZO DE TIERRA

Me agarré a ese pedazo de tierra porque la amaba a pesar de su gobierno; me pasó como contigo.
Eva Violán (Foto.Google)

OCHO MINUTOS

Ocho minutos cayendo conscientes de que aquí acababa todo. Demasiado tiempo para asumir el fin. Para mirar al horror de frente; suficiente. Con toda la gravedad de una muerte, en gravedad. Ocho minutos para...

¡A leer!

SOY UN ASPIRANTE A ESCRITOR

“Soy un aspirante a escritor, estoy buscando información para una novela de gran fantasía. ¿Conoces algunas buenas referencias de material que me puedan servir de ayuda?” Esto se lo pregunta un lector a la escritora Mercedes R. Lackey, con 128...

PASADO

El pasado realmente ha dejado de existir, no por haberlo olvidado sino porque las personas que lo conformaban ya no están o ya no son. Se borra a tal velocidad que me da miedo. Porque es como si nunca hubiera sido, como si todo fuera sueño. Y ya no...

11 DE SEPTIEMBRE DE 2001 – IN SIDE OUT

“Han nacido en mi rancho dos arbolitos. Dos arbolitos que parecen gemelos, y desde mi casita los veo solitos bajo el amparo santo y la luz del cielo.” Quince años hace que los gemelos murieron ante horror del mundo entero. Nunca antes me arrodillé...

POR ESO

Tu paso avanza el doble que el mío. Tengo que correr para seguir a tu lado. Doblaré mis huellas. Lo haré. Porque no solo es llegar sino mantenerse. Aprenderé idiomas; a interpretar esos silencios que tomas prestados, que definen todo lo que sabes y...

QUÉ DIFÍCIL

Hay veces que quiero mostrarte mis sueños y hay veces que no. Me escondo a la vista de todo, y no soy. Me doy un portazo, me tiembla tu amor. A veces me arrojo colinas abajo, me llena el infierno de no saber quererte. De no entenderme. Hay veces que...

LO LLAMO LIBERTAD

Hay sitios donde jamás voy a vivir, lugares que no podré ver, personas con las que no compartiré ningún café. No podré volar ni caminar por el techo, no podré mover objetos con la mirada, es posible que no pueda teletransportarme, ni comer...

CRÓNICA DE UNA CUBA ANUNCIADA

Crónica de una Cuba anunciada: Todo empezó con el “arroz a la cubana”, habitual en las mesas canarias, que consiste en un plato combinado de arroz blanco, huevos fritos, papas fritas y plátanos también fritos. Posiblemente la primera conversación...

EL ROBO

Atacó el móvil su silencio dormitado. El ruido borró lo último soñado y se quedó sin excusas para continuar aún tumbada, dándose cuenta de que le acababa de robar el despertador algo que le hacía querer seguir allí pero no lo recordaba… Es...

LA SELVA

Y si salto de un tren en marcha, corro y me sumerjo en una cascada de aguas salvajes que atraviesan de espuma mi cuerpo, para luego secarme entre tu abrazo; aunque solo me haya bajado de la cama para darme una ducha y acabara envuelta en la toalla...

LAS HORAS MUERTAS

Las horas muertas no se me concedieron. Y cuando dejo rodar alguna como visillo de ventana, aparece ante mí un mundo, que no es el mío pues no se me está permitido perder el tiempo. Lo espío, intrusa, quizás así para averiguar quién es el dueño...

INOCENCIA

Cuando tenía 14 años se me partió la bicicleta en la que iba montada; en dos acabó. Me quedé con el mango y pies en tierra y el sillín con rueda de atrás en el suelo. Tan cómico como vergonzoso, a esa edad. Ni perezosa, recogí los dos trozos de mi...

LA MESA SIN VISTAS

El camarero se disculpó por no tener disponible una mesa con vistas. Me senté resignada. Cuando la luz tropezaba en ti y salpicaba tu vaso de refresco. Frente a tu perfil, a contraluz, comías con la parsimonia de un paisaje. Tu educada figura...

FIN CONSCIENTE

He tratado de recordar la última vez que pude cogerte en brazos, pero no lo recuerdo. No supe que esa sería la última vez que podría tomarte, elevarte hasta mis labios, sujetar tu cuerpo. Te hiciste mayor y aquel día no lo recuerdo… ¿Qué estaría...

¿TE ACUERDAS CUANDO…?

No tengo un te acuerdas cuando. Un toque en el hombro, un —¡mira!— en el viaje. Esa sonrisa que desvelaba que los dos estábamos recordando lo mismo. Los tres primeros pasos zigzagueantes hasta llegar a mis manos desde la mesa del salón. No tengo un...

ESPERANZA

Le faltarán, al menos, un par de centímetros para alcanzar la barra del trapecio —dijo mientras se hundía mejor en el sillón. Ese es el problema, que me levanté hoy con ganas de oír: Le hallarán vivo justo antes de hacerle efecto la última pastilla...

Sígueme

¡Contáctame! Me encanta conocer gente interesant y establecer nuevos vínculos.