Eva Violán

LAS HORAS MUERTAS

Las horas muertas no se me concedieron. Y cuando dejo rodar alguna como visillo de ventana, aparece ante mí un mundo, que no es el mío pues no se me está permitido perder el tiempo. Lo espío, intrusa, quizás...

PASADO

PASADO El pasado realmente ha dejado de existir, no por haberlo olvidado sino porque las personas que lo conformaban ya no están o ya no son. Se borra a tal velocidad que me da miedo. Porque es como si nunca...

LA CANCIÓN TRISTE QUE ME ENCANTA

La canción triste Empieza la canción triste, la melodía más conmovedora; hay ciertas notas de las ochenta y ocho teclas de ese piano que llegan a tocar la fibra más sensible. He llegado a pensar que quizás...

¡A leer!

Quiosco en Navidad Una idea brillante

UNA IDEA BRILLANTE

UNA IDEA BRILLANTE —Señor, regálame una idea brillante para salir de la miseria. Muchos le solicitarían directamente un cofre lleno de monedas de oro, en la insularidad era lo más apropiado; y los más prácticos, lingotes. Tal y como está su valor...

SOY UN ASPIRANTE A ESCRITOR

SOY UN ASPIRANTE A ESCRITOR. Soy un aspirante a escritor, estoy buscando información para una novela de gran fantasía. ¿Conoces algunas buenas referencias de material que me puedan servir de ayuda? Esto se lo pregunta un lector a la escritora...

La justicia

LA JUSTICIA

La Justicia. Acabo de verte pasar en tu coche de último modelo. Sí, la verdad es que me costó reconocerte. Te has cortado el pelo como un futbolista, con una cresta de gallito peleón. La diferencia es que ellos tienen veinte años y tú, exactamente...

MUJER

Mujer que agotas la tinta, que callas el llanto con besos, que tejes más largo el hilo de la cometa. Mujer que abrazas el mar, y sacudes la alfombra de todos los miedos. Mujer que pinta con sus mejores colores la brisa, la risa y un montón de días...

LO LLAMO LIBERTAD

Hay sitios donde jamás voy a vivir, lugares que no podré ver, personas con las que no compartiré ningún café. No podré volar ni caminar por el techo, no podré mover objetos con la mirada, es posible que no pueda teletransportarme, ni comer...

LA SELVA

Y si salto de un tren en marcha, corro y me sumerjo en una cascada de aguas salvajes que atraviesan de espuma mi cuerpo, para luego secarme entre tu abrazo; aunque solo me haya bajado de la cama para darme una ducha y acabara envuelta en la toalla...

INOCENCIA

Cuando tenía 14 años se me partió la bicicleta en la que iba montada; en dos acabó. Me quedé con el mango y pies en tierra y el sillín con rueda de atrás en el suelo. Tan cómico como vergonzoso, a esa edad. Ni perezosa, recogí los dos trozos de mi...

LA MESA SIN VISTAS

El camarero se disculpó por no tener disponible una mesa con vistas. Me senté resignada. Cuando la luz tropezaba en ti y salpicaba tu vaso de refresco. Frente a tu perfil, a contraluz, comías con la parsimonia de un paisaje. Tu educada figura...

Sígueme

¡Contáctame! Me encanta conocer gente interesant y establecer nuevos vínculos.